Aparentemente no hay regreso, la obligación de emitirlos con la versión 3.3 será a partir del 1 de diciembre de 2017.

Como ya es sabido, a partir del 1 de julio de 2017 entró en vigor el nuevo formato de facturación electrónica versión 3.3, con el que se busca mejorar la calidad de información y al mismo tiempo realizar el proceso para fiscalizar a todos los contribuyentes de forma más rápida. Sin embargo, existe la facilidad para los contribuyentes de seguir emitiendo facturas electrónicas a través de la versión 3.2, con la finalidad de que se cuente con el tiempo suficiente para modificar sus plataformas electrónicas y a partir del 1 de diciembre de 2017, ya todos los contribuyentes utilicen la mencionada versión 3.3.

El pasado 7 de agosto el SAT dio a conocer en su página de Internet una guía de llenado de CFDIs, en la que nuevamente da los lineamientos generales que deben cumplir los contribuyentes, a partir del 1 de diciembre de 2017 y mediante la utilización de la versión 3.3., para emitir facturas electrónicas.

En esta guía quedan establecidos los tipos de CFDI que pueden emitir los contribuyentes, mismos que son los siguientes:

  1. CFDI de ingreso.
  2. CFDI de egreso.
  3. CFDI de traslado de mercancías.
  4. CFDI de recepción de pagos.
  5. CFDI de nómina.
  6. CFDI de información sobre retenciones e información de pagos.

Es de destacarse que en esta nueva versión 3.3 del CFDI, las novedades son el uso de 23 catálogos que siguen estándares internacionales, la eliminación de atributos como los domicilios tanto del emisor como del receptor y el uso de reglas de validación aritmética, condicionales y de congruencia.

Asimismo, para efectos de cumplir con las disposiciones fiscales referentes a los requisitos que deben observar los comprobantes que emitan los contribuyentes, la nueva versión 3.3. del CFDI, incorpora en total los siguientes elementos:

  • Tipo / efecto de CFDI (se debe indicar si se trata de un CFDI de ingreso, egreso, etc.).
  • Clave del Registro Federal de Contribuyentes de quien los expida.
  • Régimen Fiscal en que tributen conforme a la Ley del Impuesto sobre la Renta.
  • Si se tiene más de un local o establecimiento, se deberá señalar el domicilio del local o establecimiento en el que se expidan las facturas electrónicas.
  • Número de folio asignado por el SAT y el sello digital del SAT.
  • Sello digital del contribuyente que lo expide.
  • Lugar y fecha de expedición.
  • Clave del Registro Federal de Contribuyentes de la persona a favor de quien se expida.
  • Clave de producto o servicio (se tendrá que escoger el que corresponda dentro de un listado de más de 52,000 conceptos).
  • Cantidad, unidad de medida y clase de los bienes.
  • Valor unitario consignado en número.
  • Importe total señalado en número o en letra.
  • Señalamiento expreso cuando la prestación se pague en una sola exhibición o en parcialidades.
  • Cuando proceda, se indicará el monto de los impuestos trasladados, desglosados por tasa de impuesto y, en su caso, el monto de los impuestos retenidos.
  • Forma de pago (efectivo, transferencia electrónica de fondos, cheque nominativo o tarjeta de débito, de crédito, de servicio o la denominada monedero electrónico que autorice el Servicio de Administración Tributaria).
  • Método de pago (señalamiento expreso cuando la prestación se pague en una sola exhibición o en parcialidades).
  • Número y fecha del documento aduanero, tratándose de ventas de primera mano de mercancías de importación.
  • Tipo de moneda. (se deberá indicar la clave de la moneda que se utiliza en la elaboración del CFDI).
  • Uso de CFDI.

Como ejemplo, se anexa al presente un CFDI emitido en la versión 3.3:

Como consideración final, no obstante de que la aplicación obligatoria de la facturación electrónica es a partir del 1 de diciembre próximo, sugerimos que los contribuyentes empiecen a trabajar en las adecuaciones en sus plataformas de facturación electrónica para estar preparados al afrontar este cambio y evitarse problemas innecesarios con las autoridades fiscales.

Nuestro equipo de profesionales en Bianciardi, Ramírez y Cristante, S.C. quedamos a sus órdenes para asesorarte y apoyarte en la implementación de soluciones óptimas para el cumplimiento de esta nueva obligación fiscal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *