Este año se decretó una nueva reforma económica que llamó la atención de aquéllas personas con cuentas en el extranjero: la Repatriación de Capitales o Retorno de Capital.

Este decreto afecta a toda persona en México que no haya declarado sus impuestos  dentro del país (a tiempo y correctamente) y por el contrario hubiera invertido o depositado sus recursos en cuentas extranjeras para que pueda ingresarlos de nuevo al país pagando al estado tan sólo el 8% de su monto.

A continuación, las 4 disposiciones principales dentro del decreto que todos debemos conocer:

  1. Repatriación de ganancias y capitales mantenidas en el extranjero hasta diciembre del 2016. Tasa del 8% de Impuesto sobre la Renta (ISR).

2.  Sujeto a inversión en territorio nacional por 2 años

  • Bienes de activo fijo
  • Terrenos y construcciones
  • Investigación y desarrollo
  • Pago de pasivos, contribuciones o aprovechamientos
  • Inversiones a través de instituciones de crédito o casas de bolsa mexicanas.

3.  Tipo de cambio el día que se efectúe el pago del impuesto.

4.  Pago dentro de los 15 días siguientes al depósito de los recursos en una institución de crédito o casa de bolsa mexicanas.

 

El decreto aún tiene puntos en blanco

Dentro de la controversia que ha generado el decreto, hay dos puntos que han llamado la atención de la opinión pública:

  • El Decreto no señala procedimiento para comprobar el origen de los recursos.
  • Si no se mantiene la inversión en territorio nacional durante 2 años, se aplica la tasa contenida en la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR) al total de los recursos repatriados.

De igual forma aún está pendiente por parte del SAT, la publicación de las reglas de carácter general para la aplicación del decreto.

 

Retorno de Capital

Imagen: SAT México

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *